CAIRN-MUNDO.INFO : Mundo Plural

El paso de la frontera pirenaica no marcaba el fin de una tragedia para los hombres y mujeres españolas que huían de la victoria franquista en la guerra, sino más bien el principio de un nuevo periplo, el de la llegada a Francia como país de acogida. La duración de la estancia fue temporal para una parte, que regresó a España antes o después, para otro grupo solamente significó una escala hacia una nueva emigración a un tercer país, pero para quienes se quedaron, la instalación en Francia se convirtió en un desafío vital. El exilio republicano español, por su magnitud y por su relevancia internacional, generó también un importante desafío para la sociedad y las autoridades francesas. La tradicional hospitalidad republicana y el derecho de asilo pusieron en jaque la capacidad de acogida para semejante flujo de población, a la vez que convulsionó la opinión pública, en un contexto político muy delicado. Sin embargo, como apuntaba Noiriel (2014: 135), el historiador o historiadora debe tener cuidado en no confundir los movimientos migratorios reales con su representación en el espacio público.
El potencial que tuvo la categoría de «indeseables» en la que fue englobado el exilio republicano español marcó, efectivamente, su acogida. La relación que este adjetivo tenía con el rechazo político, o al menos el miedo a avivar el fuego de las diferencias políticas existentes en el país, y con la carga económica que su manutención representaba, generó un conjunto de estereotipos, reservas y recelos a que parte de los exiliados y exiliada…

Español

El exilio republicano a Francia constituyó un desafío desde el punto de vista humanitario, pero también económico. La llegada e internamiento de cerca de 450.000 hombres y mujeres en un contexto social, económica y políticamente convulso, obligó a las autoridades francesas a adoptar estrategias provechosas en su acogida y en su posible utilización. Frente al empleo de esta mano de obra extranjera se adoptaron resistencias herederas del discurso de defensa de la mano de obra nacional, evocando la figura del «indeseable». Sin embargo, las necesidades coyunturales de mano de obra en sectores como la agricultura o el servicio doméstico, además de en las compañías militarizadas, hicieron que la movilización de los hombres y mujeres republicanas exiliadas fuera una realidad.

  • género
  • exilio republicano
  • mano de obra
  • indeseables
  • proteccionismo
Rocío Negrete Peña
Estudiante de doctorado en historia contemporánea y estudios ibéricos, Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED)/Universdad de Bordeaux Montaigne, Paseo de la Senda del Rey 7, 28040 Madrid, España; rnegrete[at]geo.uned.es
Esta es la última publicación del autor en Cairn.
Todavía le queda por leer un 97 % de este artículo.
Adquirir el texto completo 4,50€ 22 páginas, solo en versión electrónica
(html y pdf)
add_shopping_cart Añadir a la cesta
Otras opcione
¿Es usted miembro de una institución suscrita? business Acceder
Subido a Cairn Mundo el 19/05/2022
Citar artículo
Distribution électronique Cairn.info pour Université de Poitiers © Université de Poitiers. Tous droits réservés pour tous pays. Il est interdit, sauf accord préalable et écrit de l’éditeur, de reproduire (notamment par photocopie) partiellement ou totalement le présent article, de le stocker dans une banque de données ou de le communiquer au public sous quelque forme et de quelque manière que ce soit.
keyboard_arrow_up
Chargement
Cargando... por favor, espere...